Consejos para lograr un buen secado de la marihuana

Cuando hemos acabado de cosechar nuestra marihuana, es importante secarla antes de fumárnosla. Cualquier cultivador debe conocer todos los movimientos para lograr un perfecto secado de la marihuana.  Nosotros te ayudamos a hacerlo bien.

Reglas básicas:

  1. Ubica las plantas en una zona oscura para que deje de transpirar y no continúe con la fotosíntesis.
  2. Cuelga la planta boca abajo o colócala sobre una malla de secado de marihuana, intentando extender las hojas sin que se toquen unas con otras.
  3. Mantén la temperatura fresca (18-24ºC) y humedad no superior al 55%. Puedes controlarlo con un termohigrómetro.
  4. Maneja las plantas con mucho cuidado. La resina fresca se pega a todo y si no tenemos precaución, puede acabar en nuestros dedos.
  5. Cuánto más lento se seque la planta, mejor será su sabor.
  6. Nuestras plantas estarán listas entre siete y catorce días.

secado de la marihuana

Para empezar, debes saber que la marihuana verde no es muy potente.

Cuando una planta se corta, su interior continúa transportando los fluidos, pero no tan rápido, ya que la hemos quitado de su base.

Lo primero que se seca de la planta son las células externas. Para acelerar el secado de la marihuana, lo mejor es eliminar las hojas y los tallos más grandes durante nuestra cosecha.

No obstante, hay que tener en cuenta que si la planta se seca muy rápido, el resultado no será el adecuado y la marihuana tendrá un mal sabor.

Es fundamental realizar adecuadamente cada paso. No hay que tener prisa. Los cogollos que se secan más lentamente tienen mejor sabor, mucho más suave y uniforme.

Factores a tener en cuenta para un buen secado de la marihuana

Para conseguir unos resultados perfectos, lo mejor es que el secado sea lento. Para ello, controlaremos la temperatura del aire, que deberá rondar entre los 18 y los 24 grados centígrados. La humedad, por su parte, entre los niveles 45 y 55%.

Es muy importante observar estos dos factores, ya que una baja temperatura retrasa el secado y una humedad alta puede hacer que nuestros cogollos cojan moho.

En contra, a mayor calor, antes se secará la planta y la humedad puede caer por debajo de lo recomendable.

Como alguna vez habrás visto, los cogollos que se secan rápido se deshacen antes de tocarlos. Una humedad insuficiente afectaría a la producción y perdería sabor y aroma.

El secado de la marihuana debe realizarse en una zona oscura, seca y cálida.

En condiciones óptimas, las plantas estarán listas entre siete y catorce días. Ya hemos dicho que cuánto más despacio se sequen, mucho mejor.

secado de la marihuana

En cualquier caso no es nada conveniente que utilices ventiladores o deshumidificadores para secar, ya que estos sistemas agilizan el proceso. Con asegurarnos de que el espacio de secado mantiene una temperatura y una humedad constante, es suficiente.

Lo ideal es que las plantas retengan un 20% de su peso en humedad, pero si se secan muy rápido, pueden perder cerca de un 13%.

Una planta bien secada tiene que ser flexible, tener una textura pegajosa y ser combustible.

Et voilà! Tu cosecha ya está seca y lista para su consumo!

 

 

Por | 2017-04-06T12:35:29+00:00 septiembre 28th, 2016|BLOG|0 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies