¿Cuál es la temperatura y humedad ideal para el cultivo interior de marihuana?

¿Tienes clara cuál debe ser la temperatura y humedad para la marihuana en un cultivo de interior? Esta debe desarrollarse bajo unas condiciones atmosféricas muy específicas, de cara a conseguir el mejor cultivo posible en cuanto a cantidad y calidad se refiere.

En este post, queremos ayudarte a aclarar todas tus posibles dudas respecto a estos aspectos. Es importante que estés pendiente a estos dos parámetros y que te asegures de seguir las pautas de la forma más rigurosa posible.

En primer lugar, ten en cuenta que a pesar de que pueda parecer una tarea complicada, existen productos específicos para ayudarte a controlar la temperatura y humedad de tu cultivo de marihuana, como son los medidores de temperatura y humedad.

Aclaraciones sobre la temperatura y la humedad de marihuana en un cultivo de interior

¿Sabrías definir que son estos dos parámetros y cómo se relacionan? Cuando hablamos de humedad nos referimos a la humedad relativa del ambiente, es decir, a la cantidad de vapor de agua que hay en el aire en un momento determinado, y se representa en porcentajes.

Asimismo, la cantidad de agua máxima que puede haber en el aire se conoce como presión de vapor de saturación, la cual es mayor cuanto mayor sea la temperatura del aire. Pero, una vez se alcanza ese punto de saturación, el agua se condensa, formando gotas de agua sobre el cultivo.

Dicho esto, la cantidad de vapor de agua que puede contener el aire es finita y va a depender de la temperatura, de tal forma que cuando esta última aumenta, el aire se vuelve más seco, la humedad relativa disminuye y la presión de saturación es mayor, por lo que cuesta más que se produzca la condensación del agua.

En cambio, cuando desciende la temperatura, el aire se vuelve más húmedo, la humedad relativa aumenta y la presión de saturación se reduce. De esta forma, cuando la temperatura del aire baja en la sala de cultivo llega un punto en el que la cantidad de agua en el aire es tal que comienza a condensarse.

Estos parámetros son muy importantes de cara al control de la transpiración de las plantas, ya que la condensación puede dificultar la evaporación del agua de las hojas si la humedad relativa es muy alta, e incluso pueden aparecer otros problemas, como los hongos o la podredumbre.

Asimismo, una humedad relativa demasiado baja también puede suponer problemas, ya que las plantas se verán obligadas a transpirar mucho más, generándose en ellas un mayor estrés.

grow-shop-cogolandia-comosubirhumedadenindoor1-cannabis

Temperatura y humedad en un cultivo interior de marihuana según la etapa

Debes tener en cuenta que la temperatura y la humedad para la marihuana serán diferentes según el momento en el que se encuentre la cosecha. Te detallamos todo a continuación.

1.   Germinación de semillas

En esta primera etapa, la humedad será clave para conseguir que las semillas germinen. Estas no tienen forma de absorber agua, por ello, es crucial tratar de mantener una humedad relativa lo más alta posible, para evitar la transpiración y que las semillas se deshidraten.

Concretamente, las semillas tardan en germinar entre 5 y 10 días, durante los cuales se recomienda mantener una temperatura en torno a los 25º y una humedad relativa que ronde entre el 75% y el 85%.

2.   Etapa de plántula

Este periodo se desarrolla desde que la semilla germina hasta que desarrolla sus folíolos. Una etapa de crecimiento crucial en la que habrá que mantener una humedad relativa de un 70% aproximadamente, y una temperatura entre los 20 y los 25 grados.

3.   Fase de vegetación

En este momento las semillas ya se han convertido en verdaderas plantas. Durante las semanas que dure el periodo vegetativo la humedad debe estar en torno al 70% y se puede ir reduciendo en un 5% a medida que pasen las semanas.

Asimismo, la temperatura adecuada será entre los 20 y los 25 grados (y a no menos de 10º por la noche), y se puede incrementar ligeramente a medida que pasen las semanas.

grow-shop-cogolandia-parametrosdetemperaturayhumedadenindoor1-cannabis

4.   Etapa de floración

La etapa de floración es en la que el cultivo comienza a dar sus frutos, pudiendo durar entre 7 y 14 semanas según la variedad de marihuana plantada. Se recomienda mantener la temperatura entre los 20 y los 25 grados (y a no menos de 10º por la noche) y los niveles de humedad entre el 35% y el 45%.

5.   Fase de secado y curado

Por último, la fase de secado y curado ayudará a potenciar los sabores y la calidad de los cogollos. Para que estos se sequen correctamente ha de mantener una temperatura que ronde los 18 – 20 grados y una humedad reducida (entre el 30% – 40%).

Por último, durante la fase de curado, hay que meter los cogollos en recipientes herméticos, en un lugar oscuro y fresco, entre los 20º – 22º. Habrá que abrir dichos frascos unas cuantas veces al día para que la humedad se disipe y se reponga el oxígeno, manteniendo la humedad en torno al 60%.

A medida que pasen las semanas, no será necesario abrir tantas veces los frascos, pues los cogollos irán perdiendo humedad, hasta llegar a un 10%, que es cuando los cogollos estarán perfectamente curados.

*Consejo: para controlar estas cosas existen unos sobres de la marca Boveda que vienen muy bien para controlar la humedad de la marihuana.

Consejos para controlar la temperatura y humedad de la marihuana

Ayúdate a controlar estos parámetros con un termohigrómetro con registro de temperatura y humedad. Asimismo, existen sencillos métodos para subir y bajar la temperatura y el vapor de agua del cultivo de marihuana.

Por ejemplo, puedes incrementar la humedad pulverizando el cultivo con un humificador. Asimismo, si lo que quieres es subir la temperatura del aire, una buena solución son los radiadores o aerotermos.

¿Te interesa adquirir de forma online algunos de estos productos? Echa un vistazo a nuestro catálogo y no dudes en contactarnos si necesitas mayor información o ayuda con tu compra.