Todo ocurrió después de una clase de gimnasia. La pequeña Annalize Lujan, en medio del entrenamiento, comenzó a vomitar y a perder la sensibilidad de sus piernas. Hoy os vamos a hablar de cómo el uso del cannabis medicinal salvó a la pequeña Lujan.

Ocurrió en Phoenix (Arizona, EEUU). Annalize Lujan, de sólo 12 años, sufrió un ataque paralizante que la llevó a un coma inducido.

En la Unidad Especializada del Hospital Infantil de Phoenix, los médicos le diagnosticaron una epilepsia rara a la pequeña. Una infección relacionada con el síndrome de la epilepsia febril y que no ocurre muy amenudo. Por ello, decidieron ponerla en coma inducido para que no padeciera los ataques.

cannabis

Esta enfermedad puede ocasionar daño cerebral y, si se complica, incluso la muerte. Los médicos del hospital se encontraban en una encrucijada, pues no podían sacarla del coma sin que sufriera sus ataques.

Sin embargo, la madre de la pequeña, empezó a investigar otras opciones y encontró el modo para evitar los ataques.

Se trataba de un medicamento derivado del cannabis, el cannabidiol. La pequeña respondió muy bien a la medicación y, tras tres tratamientos, los médicos la sacaron del coma inducido sin que sufriese. Ahora, Annalise se encuentra en terapia para recuperar sus capacidades cognitivas.

El cannabis medicinal a debate

A pesar de la eficacia en el uso del cannabis medicinal en la pequeña Annalise, todavía existe una división de opiniones de sus beneficios entre los investigadores.

Es cierto que aún falta mucha investigación profunda sobre el cannabis, pero puede que el caso de Annalise sea el empujón que hacía falta para que se estudien más sus beneficios.

Los expertos opinan que hace falta investigaciones profundas antes de usar el cannabis medicinal en los pacientes.

En varios estados de Estados Unidos el cannabis es legal tanto para fines recreativos como lúdicos, como es el caso de Colorado, Alaska, Oregon, Washington, Nevada, Maine, Massachussets y California.