Regar las plantas de marihuana es sin duda una tarea imprescindible. Consiste en esparcir agua sobre la superficie para beneficiar a la marihuana y transportar los nutrientes al interior de la planta. En este post te hablaremos sobre cómo puedes regar las plantas de marihuana en tu plantación.

Como regar plantas de marihuana

Tipos de riego de marihuana

El riego de la marihuana puede ser manual. Debe hacerse cuando corresponda y evitando regar la planta de más. También se puede recurrir al riego automático en caso de no contar con tiempo suficiente.

También está, por otro lado, el riego por rotación, que consistiría en establecer un período de tres días, según la humedad y condiciones de luz, para realizar diferentes tratamientos.

Otra de las opciones es el riego por inundación, que está basado en verter mucha agua sobre el suelo para que se filtre con el sustrato y vaya llegando a las raíces de las plantas.

Por último, tendríamos el riego por goteo, un sistema que permite llevar el agua de un depósito a las plantas gracias a un temporizador o dispositivo que determina en qué momento regar. Solo lleva a las cepas la cantidad de agua que necesitan, ni más ni menos, ahorrando tiempo y dinero.

Consejos para regar plantas de marihuana

Depende de muchos factores como condiciones medioambientales en exterior, pero se requiere al menos un riego cada 5 días.

Regar de forma controlada es importante, ya que en su etapa de crecimiento requiere pequeños ciclos de humedad y de sequía.

Es mejor regar esparcido y despacio, sin prisa. La marihuana no quiere recibir riego ligero y de forma continua, aunque sí que precisa mucha agua.

Se debe usar agua de calidad, ya que si está contaminada o tiene sales indeseadas las plantas no van a progresar. Debemos usar agua destilada, osmotizada o agua mineral. La de grifo es la última alternativa tras las anteriores. El agua no debe estar muy fría.

Hay que ver y regular el pH que indica la acidez del agua y la concentración de sales. En cultivos de tierra, debe haber un pH entre 6,2 y 6,5; en cultivos hidropónicos, el pH puede estar entre 5,2 y 5,5.

Necesidades de las plantas de marihuana en el riego

La necesidad de riego de las plantas no es la misma en todo el cultivo, sino que inicialmente se requiere menos cantidad y conforme crece la planta precisa más cantidad de agua y de nutrientes.

Una vez que se conocen las necesidades de la planta, por medio de la experiencia, es mucho más fácil regar la planta de marihuana, pero basta con seguir estas pequeñas pautas que te hemos dado para que tu marihuana crezca sana y grande.

¿Conocías los diferentes tipos de riego para plantas de marihuana? ¿Cuál es el que tú utilizas?