Descripción

Cheese CBD

La estructura de Cheese CBD es muy similar a la de la Cheese original. Desarrolla plantas densas y tupidas, con mucha ramificación, fruto de su herencia indica. De su parte más sativa, heredada de su parental CBD, vienen sus hojas finas y alargadas

En exterior podremos ver como crece más rápida y con muchas más ramas, alcanzando un tamaño máximo hasta los 2,5m. Estará lista para cortar hacia principios, mediados de octubre, formando flores compactas y llenas de resina, en seco podremos cosechar hasta 1kg por planta de temporada, si la colocamos en un lugar muy soleado y con buenos fertilizantes.

En interior mantiene su estructura de planta híbrida con una ramificación simétrica y homogénea, también la altura de los varios individuos se mantiene es un standard óptimo para el cultivo bajo luz artificial. Estará completamente madura después de solo 50-60 días de floración, si la cultivamos con un clima adecuado, estable y una correcta alimentación. Producciones de hasta 500g serán posibles con esta genética, más productiva que su hermana original.

Cheese CBD tiene un olor denso, profundo, complejo y penetrante como el de la Cheese original: con toques florales, sobre una inconfundible base skunk que se torna en un delicioso aroma a queso curado. Cheese CBD, además, añade a esta explosiva mezcla un retrogusto cítrico, apenas perceptible pero que termina de poner la guinda al conjunto, maridando sensacionalmente con las cualidades organolépticas de la Cheese.

Gracias a su ratio THC:CBD 1:1, el efecto de Cheese CBD es más moderado y equilibrado que el de la cepa original. Esto no quiere decir que Cheese CBD no sea una planta psicoactiva. Al contrario, su consumo permite disfrutar de la psicoactividad del cannabis, pero reduciendo la potencia extraordinaria de la Cheese.

Los consumidores poco tolerantes al THC agradecerán una versión más suave de esta genética mítica, mientras que los usuarios más experimentado pueden combinar el consumo de la versión high THC y el de la versión high CBD, según la ocasión. Cheese CBD produce un efecto moderadamente potente y duradero, con una equilibrada sensación de bienestar y felicidad. Además, al contener unos altos niveles de CBD ofrece interesantes posibilidades terapéuticas ansiolíticas y antiinflamatorias.

SexoCBD-Feminizada
Genotipo50% Indica / 50% Sativa
CruceCheese x CBD
Floración en interior50-60 días
Producción en interior500 g/m2
Cosecha en exteriorPrincipios de octubre / Mediados de octubre
Producción en exterior1000 g/planta
Altura en exterior2,5 m
THC7%
CBD8%
Ratio THC/CBD1:1