Descripción

Shark Shock CBD

Shark Shock CBD desarrolla plantas de estatura media, con internudos cortos, ramificación profusa y una forma más bien redondeada. Sus cogollos desarrollan pistilos especialmente largos y llamativos.

En exterior es preferible no cosecharla con lluvia o con un ambiente muy húmedo, ya que son sensibles a los ataques de hongos una vez cortada. Si la plantamos en abril tendremos un verdadero gigante que recogeremos sobre la segunda semana de Septiembre; y que además, puede llegar a darnos producciones cercanas al kilo de un solo ejemplar.

En interior la capa de resina tipo nieve se torna casi gris llegado al momento de la cosecha, dando plantas de apariencia totalmente escarchada. Sus cogollos son largos y muy consistentes. Están perfectamente repartidos por toda la planta, desde las partes bajas hasta la punta. Las ramas y tallos de Shark Shock CBD son bastante fuertes, y aunque los cogollos pesen, no cabe duda de que aguantarán el peso sin problemas. Hasta 500g con unas 11 plantas por m2, y en sólo 60 días de floración.