Seguro que conoces o, al menos, has oído hablar de las Dragon Ball. Las esferas anaranjadas de cristal que se usan para invocar al dragón Shenlong y que pueden conceder un deseo. Aunque son exclusivas del mundo de Akira Toriyama, ahora una empresa estadounidense las ha llevado a la realidad. X-Tracted, la empresa creadora, ha conseguido fabricar las mismas bolas de dragón, pero, en este caso, elaboradas con THC al 100%.

Hace años era impensable que la industria del cannabis llevara su creatividad a tales extremos. Sin embargo, a la vista está que ha sido posible. Las Dragon Ball son un ejemplo claro de esta innovación.

Son esferas, idénticas a las bolas originales, de un kilo y medio de puro THC.

X-Tracted es la responsable de tal creación. Se trata de una empresa estadounidense experta en extracción que ha conseguido concentrar el 99% de THC. Una barbaridad. Tanto es así que multitud de amantes de la marihuana han puesto el ojo en esta empresa.

Cómo se crean las Dragon Ball de THC

thcEl proceso de las Bolas de Dragón requiere de paciencia y cuidado en la extracción. Es esencial quitar la parte que no queremos de la cepa y quedarse con lo fundamental: los cannabinoides.

Con este proceso se obtiene un líquido de color oro, muy muy llamativo pero poco satisfactorio.

Por ello, es entonces cuando, tras esta fase, se lleva a cabo un proceso de reintroducción de terpenos.

Los terpenos son los que neutralizan los efectos en nuestro cuerpo. Además de ello, son los responsables de que no disfrutemos de las características aromáticas y del efecto del consumo del cannabis.

Con el proceso de reintroducción, es posible elegir el efecto que queremos que nos produzcan las Dragon Balls. Es decir, podemos personalizar el consumo y seleccionar las cepas que queramos.

Entre los efectos que podemos elegir destacan la estimulación o la euforia, así como el descanso o la relajación.

Para disfrutar del efecto de las Dragon Balls tenemos que recurrir a la inhalación de vapor.

Las características de las Dragon Ball

A primera vista, las bolas de dragón de THC son idénticas a las del mundo de Akira Toriyama. El color nos recuerda al oro, igual que las “originales”. No obstante, el aroma y el sabor son muy distintos a los que podríamos imaginar.

Los que han podido probarlas, coinciden en que tanto el olor como el sabor son deliciosos y que mantienen las cualidades propias de la planta. Realmente son unos afortunados.

En definitiva las Dragon Balls han marcado un antes y un después en el consumo de marihuana. Ahora, los consumidores tienen  un gran abanico de posibilidades donde elegir en una industria cada vez más original y cambiante.