Trucos para cultivar marihuana en invierno

En España, sobre todo en la zona mediterránea y en del archipiélago Canario, contamos con un clima no muy frío durante los meses de invierno. Por esta razón, muchos cultivadores se atreven a cultivar marihuana en invierno. Se trata de un modo de cultivar muy diferente a cuando lo hacemos el resto del año, ya que las plantas necesitan otro trato. Una vez sepamos cómo hacerlo, no tendremos ningún problema en cultivar durante los meses de más frío.

En este artículo vamos a explicaros la manera de cultivar marihuana en interior y que la producción sea un éxito.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la temperatura del cuarto de cultivo.

Cuando cultivamos en interior y en invierno, debemos prestar especial atención a la temperatura, uno de los factores determinantes en el ciclo vital de nuestras plantas.

Toda planta, necesita una temperatura adecuada para poder desarrollarse. La marihuana, en esencia, debe contar con una temperatura de entre 24 y 30ºC durante el día y de entre 18 y 22º durante la noche. Si, por el contrario, la temperatura nocturna mengua, el crecimiento de las plantas se verá afectado.

Cultivar marihuana en invierno: Precauciones

Lo que tenemos que tener claro es que si la temperatura baja de 16ºC las raíces no lo aguantarán y la planta no crecerá. Las hojas pueden aguantar un mínimo de frío, pero si las raíces tienen frío, despídete del cultivo.

Durante las primeras dos semanas del ciclo de floración, es muy importante que no haya gran diferencia entre las temperaturas diurnas y nocturnas, ya que es el momento en que las plantas se estiran. Lo recomendable es que no sobrepasen los 4 grados de diferencia.

Cuando un autocultivador cultiva marihuana en invierno, normalmente no desconecta las bombillas durante la noche y las apaga durante el día. Esto lo hace porque por el día las temperaturas suelen ser más altas que por la noche.

Es decir, engaña a las plantas con el fotoperiodo. Les hace creer que la noche es el día y el día la noche.

cultivar marihuana en invierno

No obstante, suele ocurrir que las temperaturas diurnas no son lo suficiente altas para crear el ambiente nocturno (es decir, mantener los 18 – 22ºC). Si esto nos ocurriese, lo mejor es usar un calentador para contar con el calor correspondiente.

Si necesitas un calentador, lo recomendable es disponer también de un termostato para controlar la temperatura ambiente.

Cultivar en interior durante invierno bajo lámparas de sodio nos facilita la producción. Las plantas se desarrollan muy rápido y ofrecen unos resultados excelentes. Sea el mes que sea, el cannabis se comportará como si fuese verano ya que les facilitamos el clima para que se desarrollen.

La ventaja de cultivar marihuana en invierno es que no es imprescindible usar aire acondicionado, no como en verano.

En definitiva, si engañamos a las plantas con la luz, podemos hacer que florezcan también en invierno.

 

 

 

 

Por | 2017-04-06T12:35:29+00:00 noviembre 7th, 2016|BLOG|1 Comentario

Un Comentario

  1. […] Leer más […]

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies