Técnicas para esconder el cultivo exterior de marihuana

Cuando cultivamos en exterior, uno de nuestros principales problemas es esconderlo de la vista de los curiosos y de las autoridades. Este tipo de cultivo, también conocido como cultivo de guerrilla, requiere de mucha destreza e imaginación para tener a buen recaudo tu producción y que nadie la fastidie. Por ello, en este post vamos a explicaros una serie de técnicas para esconder el cultivo exterior de marihuana.

Lo primero que debemos hacer es encontrar un lugar que no sea accesible para todos. Mejor si está restringido el paso, así nos evitaremos problemas.

Una vez tengamos el sitio, tenemos que informarnos de la reglamentación sobre caza y demás usos (como los buscadores de setas o los senderistas). Lo mejor es un lugar que no sea visitado y no conocido.

Si, además, es una zona con mucha vegetación y con gran cantidad de árboles, mejor. El cannabis es una planta grande y robusta y las hembras quedarán a la vista de todos si la vegetación que las rodea se seca antes.

esconder el cultivo de exterior de marihuana

Para esconder el cultivo exterior de marihuana lo más idóneo es que prepares el terreno al menos seis meses antes de empezar a plantas. Debemos despejar la zona en la que irán las plantas, para que les llegue la mayor cantidad de luz posible.

Arrancaremos las raíces de las otras plantas que molesten a nuestro cultivo y cavaremos agujeros de unos 60-90 cm2. Si el tiempo lo permite, dejaremos la tierra abonada durante un mes para que se asiente antes de empezar a plantar.

Lo importante es planificarlo todo antes de ponernos manos a la obra. Así, nos evitaremos problemas de última hora.

Si la tierra lo permite, puedes plantar cerca alguna tomatera para disimular la presencia de tus plantas de cannabis.

Esconder el cultivo exterior de marihuana. El agua, un factor decisivo

Evidentemente, para que nuestras plantas crezcan, debemos contar con agua. Por lo que será importante conocer la disponibilidad de agua que tendremos en nuestra zona de cultivo.

Si no podemos contar con agua de la lluvia, intentaremos ubicar nuestro cultivo cerca de alguna fuente. Con ello, nos será mucho más fácil regar.

Las plantas requieren de, al menos, cinco o seis horas de sol cada día. Explora el lugar durante el invierno e intenta  proyectar las sombras de los árboles durante los meses de más calor.

esconder el cultivo exterior de marihuana

Recuerda que el sol transita más alto en primavera  y verano. Los prados reciben una mejor cantidad de luz solar.

Además, investiga también la dirección a la que va el viento. Las corrientes de aire pueden afectar a tu cultivo, por lo que si hay cortavientos, tus plantas estarán más protegidas frente al calor y a la pérdida de agua.

Otras prevenciones a tener en cuenta

Una vez tengamos nuestra zona de cultivo, el siguiente paso es ser muy precavidos cuando vayamos.

Por ello, lo mejor es aparcar el vehículo en una zona discreta y alejada del camino que lleva a la plantación. Además, puedes cubrir las suelas de tus zapatos con cinta adhesiva para camuflar el dibujo de tus suelas y no ser descubierto.

También puedes pintar las macetas de negro, verde o camuflaje.

Otro de los trucos para despistar es incluir en la zona de cultivo plantas parecidas a la marihuana, para hacer creer a los observadores que no se trata de una plantación de marihuana.

Por | 2017-04-06T12:35:30+00:00 septiembre 9th, 2016|BLOG|0 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies