Llega el buen tiempo y, con él, las tardes de terraza, las charlas con los colegas al aire libre, el calor y los helados. Por ello, hemos creído conveniente ofreceros la receta perfecta: el helado de marihuana. Una combinación de sabores sencilla de preparar y que seguro os encantará.

Antes de todo es importante hervir la marihuana para activar los niveles de THC, su componente psicoactivo. Este proceso es imprescindible para cocinar con cannabis y asegurar su función.

Cómo calentar la marihuana

Para ello, precalentaremos el horno a una temperatura de 115 grados (es importante que no suba mucho más). Una vez caliente, meteremos el cannabis y lo dejaremos durante no más de 30 minutos.

Si huele a marihuana quemada, no te asustes. Es normal. De hecho, es fundamental que huela para garantizar que los niveles de THC de la marihuana están activos.

Ingredientes

  • 10 gramos de marihuana bien triturada con un grinder
  • 500 ml de nata espesa
  • 400 gramos de plátano
  • 75 gramos de azúcar
  • 3 cucharadas de ron
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 5 cucharadas de miel
  • Una pizca de sal

Puedes añadir cualquier otro ingrediente complementario a la fruta o a la miel, como las nueces o las galletas.

Preparación del helado de marihuana

Paso 1: Verteremos la nata en una cazuela y la calentaremos a fuego lento hasta que hierva.

Paso 2: Meteremos la mantequilla, la sal y el azúcar en otra cacerola y lo calentaremos todo a fuego lento. Es importante que remuevas la mezcla para que se deshaga.

Paso 3: A continuación añadiremos el cannabis molido y calentado en el horno dentro de la cazuela de la mantequilla. Removeremos sin parar.

Paso 4: Batiremos la nata con la mezcla de la mantequilla y aplastaremos el plátano en otro recipiente aparte.

Paso 5: En el bol donde hemos aplastado el plátano, añadiremos la mezcla obtenida de la nata, con el ron y la miel. Si hemos decidido usar otros ingredientes complementarios también los verteremos aquí.

Paso 6: Lo mezclaremos todo hasta quedar una crema consistente.

Paso 7: Verteremos toda la mezcla en otro recipiente y bateremos hasta que quede suave. Lo taparemos y lo meteremos en el congelador.

¡Y ya lo tendremos listo!

Obtendremos una mezcla dulce y sabrosa, perfecta para estos días en el que el calor ya empieza a notarse.

¡Ahora solo queda disfrutar de nuestro helado de marihuana!