Cómo solucionar la falta de riego en el cultivo

Hace unos días os hablaba del exceso de riego en las plantas de marihuana y de cómo solucionarlo. En general, es lo que le suele pasar a la mayoría de los cultivadores primerizos. Sin embargo, la falta de riego también puede ser un problema, sobre todo, si trabajamos con macetas pequeñas.

la falta de riego en el cultivoAunque la falta de riego sea un problema menor, es necesario saber cómo solucionarlo.

Las macetas pequeñas se secan muy rápido y pueden necesitar riego cada día. En el caso de que nos olvidemos de regarlas, las plantas empiezan a atrofiarse. Una vez que las raíces se secan, mueren.

En estos momentos debemos mantener la calma y no entrar en pánico. Lo que debemos hacer es añadir unas gotas de jabón líquido para lavavajillas (una gota por cada medio litro) al agua. El jabón actúa como agente humectante y ayuda a que el agua entre en el sustrato sin problemas. Además, evitará los embolsamientos en la tierra seca.

 

Esperaremos unos quince segundos para que penetre el agua e impregne la tierra completamente. Si vemos que la tierra no está lo suficientemente húmeda, aplicaremos más agua.

Si tienes bandejas colocadas debajo de las macetas, déjalas para que la planta absorba los restos del agua. Puedes dejar las bandejas toda la noche y retirar el agua con un paño a la mañana siguiente.

Sumerge las macetas en agua para solucionar la falta de riego en el cultivo

Otro de los métodos para acabar con la falta de riego en el cultivo es sumergir las macetas en agua. Si tus macetas son pequeñas, será muy fácil de hacer.

Lo único que tienes que hacer es llenar un cubo de agua y sumergir la maceta durante poco más de un minuto. Sácala cuando compruebes que el sustrato esté saturado.

Al hacer esto, nos aseguramos de que no se forman embolsamientos de tierra seca.

Si tenemos muchas plantas, nos resultará muy complicado llevarlas de un lugar a otro sin que se derrame el agua. Además, pesará mucho. Por eso, también podemos recurrir a una manguera. Nos ahorrará mucho tiempo.

Lo importante es que la presión del agua no sea superior a más de dos minutos. Puedes optar por colocar una alcachofa a la manguera. Estos complementos oxigenan el agua y la separan en múltiples chorros.

En definitiva, si observamos la falta de riego en el cultivo de marihuana, debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Si las plantas se quedan sin agua muy pronto, coloca una bandeja debajo de la maceta para retenerla.
  • Las plantas en macetas pequeñas necesitarán riego diario y frecuente.
  • Puedes añadir unas gotas de jabón líquido (una gota por cada medio litro de agua) para que el agua penetre homogéneamente en el sustrato seco.
  • Puedes sumergir las macetas en cubos de agua durante poco más de un minuto o utiliza una manguera.
  • Las lanzas de riego con alcachofa mezclan el aire con el agua y evitan la presión.
Por | 2017-04-06T12:35:29+00:00 diciembre 1st, 2016|BLOG|0 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies