Al cultivar marihuana en un espacio de cultivo, son muchos los factores que debemos tener en cuenta. La temperatura, la humedad, el nivel de Co2 y una correcta ventilación son fundamentales para que nuestras plantas se desarrollen en las mejores condiciones posibles. En este artículo, os vamos a hablar de la importancia de la humedad en el cuarto de cultivo y qué nivel debe haber en el ambiente.

Primero que todo, debemos saber que la humedad es relativa. Es decir, va a depender de la cantidad de aire y de la temperatura que haya en nuestra zona de cultvo.

Esto es, cuanto mayor calor haya en el cuarto, más humedad retendrá el aire.

la humedad en el cuarto de cultivo

Las plantas que ya están en floración se desarrollan mejor en un nivel de humedad situado entre el 40 y el 60%. Un nivel de humedad bajo consigue disminuir la presencia de plagas y posibles enfermedades.

Cuando la humedad es alta, el agua se evapora más despacio y la planta se desarrolla de manera más lenta.

Por ello, es fundamental mantener un correcto nivel de humedad. Si se superase el 70%, la presión sería muy alta para la planta y demasiado baja para el interior de la hoja. Con ello, conseguiríamos que el crecimiento fuese mucho más lento de lo recomendado.

Si el nivel de humedad baja del 40% la planta transpirará más. Esto no es malo, pero las reservas de agua que tiene la planta se agotan mucho más rápido. Mientras el espacio de cultivo esté limpio, no supone un problema grave.

Medir la humedad en el cuarto de cultivo

Para medir el nivel de humedad utilizaremos un higrómetro. Puede ser tanto mecánico como electrónico. Los electrónicos suelen ser más prácticos porque no suelen desajustarse, son más exactos y disponen de memoria.

la humedad en el cuarto de cultivo

Nuestra recomendación es que utilicéis un termohigrómetro, con el que podréis medir la temperatura y la humedad en un solo dispositivo.

Usar higrómetros nos ahorrará muchas frustraciones y hongos a nuestra planta. Sabiendo el contenido de humedad en el aire, podemos ajustar un nivel seguro de humedad que dificulte la aparición de plagas u hongos.

Hoy en día, puedes encontrar multitud de dispositivos de tecnología avanzada, muy precisos y equilibrados.

Humidificadores y deshumidificadores

Si queremos aumentar el nivel de la humedad en el cuarto de cultivo podemos usar un humidificador de aire. Debemos evitar que el aire esté muy húmedo. Una planta que esté creciendo soporta más humedad que una planta que esté ya en período de floración.

Los humidificadores evaporan el agua en el aire para así aumentar la humedad. Solo tenemos que ajustar un nivel específico de humedad y ya está.

Si nuestro cuarto de cultivo presenta alto nivel de humedad puede ser a la falta de ventiladores o a un sistema incorrecto de extracción. Solo utilizaremos un humidificador si se presenta un problema extremo.

la humedad en el cuarto de cultivo

Por su parte, también podemos encontrarnos con el caso contrario. Si tenemos demasiada humedad en el ambiente y el sistema de ventilación no puede eliminarla, lo ideal es emplear un deshumidificador.

Se trata de un contenedor que captura el agua y que debe vaciarse cada día. A diferencia del humidificador, el deshumidificador si se puede usar en cualquier momento para así ayudar a prevenir la aparición de hongos o, simplemente, para tener un perfecto nivel de humedad.

Además, el agua que recoge el deshumidificador cuenta con una EC muy baja, por lo que puede utilizarse para regar las plantas.