La marihuana (al menos fuera de nuestras fronteras) lleva camino de cambiar su estatus, pasando de ser prohibida y perseguida, a su legalización. Muchos países como Estados Unidos, con la legalización de la marihuana en California ya han aprobado su uso tanto terapéutico como recreativo. Para una sustancia de la que se tiene constancia que ya se consumía hace 8.000 años en China y en la Antigua Roma, pasar de la prohibición a la tolerancia y de la tolerancia a la legalización es un gran paso en su cambiante historia entre permisividad y persecución. Pero, ¿cómo está la situación legal en España?

 

Situación actual de la marihuana en España

En España, desde hace unos pocos años se ha abierto el debate, con propuestas encaminadas a legalizar el uso terapéutico e incluso el recreativo, aunque este último parece demasiado lejano, al menos, por el momento. El panorama general para la legalización de la marihuana en nuestro país parece que vaya a cámara lenta debido a la lentitud del proceso, el objetivo es obvio, se pretende ganar tiempo suficiente para cambiar de estrategia o distraer a la sociedad para que estos procedimientos terminen lo más tarde posible o incluso peor: nunca.es legal el consumo de la marihuana en españa

De momento, se ha acordado crear una subcomisión para estudiar la regulación de la marihuana para su uso terapéutico. La idea consiste en permitir la existencia de clubes sociales de cannabis (como los ya creados en Cataluña) pero endurecer las multas por consumo fuera de estos locales; convirtiendo así el consumo de cannabis en la primera causa de sanción en la Ley de Seguridad Ciudadana, con hasta 30.000 euros de multa por consumir en la vía pública. En seis meses, entre julio de 2015 y enero de 2016, se impusieron 18.806 sanciones, frente a 479 por consumo de alcohol. Llamativo este último dato cuando el alcohol es más perjudicial para la salud que el Cannabis. Estas duras sanciones impuestas por el Gobierno, nos equipara con países como Rusia, donde se concibe al consumidor como un delincuente.

Lo que no tiene demasiado sentido es que se permita el consumo de cannabis e incluso el uso terapéutico de la planta, y se obligue a los consumidores y a los enfermos a recurrir al mercado ilegal para proveerse, porque supone seguir alimentando el tráfico ilegal y las mafias que se enriquecen con él. Es evidente que las políticas criminalizadoras actuales han fracasado, puesto que generan violencia y corrupción, además de que el narcotráfico tiene efectos devastadores sobre las instituciones públicas. Como hemos mencionado en otras entradas en nuestro blog, seas consumidor o no de La Santa, es innegable e indiscutible que el negocio legal del cannabis proporciona un gran beneficio para todas las partes, ya que, genera más puestos de trabajo que muchos de los sectores tradicionales, proporcionando una inyección de dinero mayor que varios sectores punteros juntos y evitando el tráfico ilegal de marihuana, con lo que salimos ganando todos.

De momento, lo que si es legal en España, es la venta de semillas, de las que disponemos de una amplia gama de los mejores bancos, ¡echa un vistazo a nuestra tienda!