Pasos para sembrar Peyote

En este post os vamos a explicar los pasos a seguir para sembrar peyote y obtener unos magníficos resultados.

Para quien no lo sepa, el Peyote es un pequeño cactus de origen americano en forma de globo. Se puede diferenciar por su color verde azulado, aunque, en lugares más desérticos adquiere una tonalidad blanca o rojiza, debido al sol y al polvo que existe en estas zonas.

El Peyote, perteneciente a la familia de las Cactáceas, carece de espinas, a excepción de en su fase inicial, y cuenta con una especie de prolongaciones peludas blancas que se asemejan mucho al algodón.

El Peyote posee unas flores de color rosa pálido, que son diferentes dependiendo de la variedad que tengamos.

Con semillas de color negro y muy pequeñas, tardan en germinar entre tres y seis meses. La mayor parte del cactus permanece en la raíz, pudiendo lograr los 25 centímetros de largo.

Cuando el Peyote se seca, adquiere un color gris, conocido como “botón de peyote”. Este botón es la parte que sale de la tierra y que se corta y consume.

Su uso como sustancia alucinógena tiene más de 3.000 años y se utilizaba en los rituales religiosos para comunicarse con los dioses.

 

Composición:

En cuanto a su composición, hay que tener en cuenta que el peyote es una planta en la que se han descubierto cerca de 60 alcaloides, siendo la Maescalina el más importante de todos y ubicándose la mayor parte de ellos en el botón.

 

Formas de consumo:

El método más extendido es masticar los gajos del peyote, bien sea solo o acompañado con líquido (algún zumo). Para masticarlo, hay que quitar las prolongaciones velludas blancas que posee el botón.

Sin embargo, otro de los métodos de consumo es hervir el botón en agua para preparar té o infusión.

 

Dosis:

Existen diferentes dosis de consumo. Lo más recomendable es que se empiece con una dosis baja (una o dos cabezas de peyote) para que el “viaje” no sea tan fuerte.

Posteriormente, podemos probar con dosis medias (de tres a seis cabezas), mientras que las dosis altas están entre siete y diez botones.

 

Efectos:

Entre sus efectos, observamos:

  • Alteraciones en la percepción visual
  • Alucinaciones (muy similar a la de los hongos)
  • Experiencia mística
  • Aumento de ritmo cardíaco y dilatación de pupilas

 

Pasos para sembrar peyote:

Cultivar peyote desde sus semillas no es nada difícil, aunque debemos  armarnos de paciencia para ver los resultados.

En cultivo doméstico, el peyote crece más rápido que en el desierto y puede llegar a un tamaño adecuado para su consumo (entre cinco y seis cm de diámetro) en siete u ocho años.

No obstante, para los más impacientes, Grow Shop Cogolandia dispone de peyotes ya germinados.

Además, debemos tener en cuenta que si cortamos el botón a ras de la superficie de tierra, en poco tiempo el peyote producirá nuevas cabezas y, muy probablemente, en menos tiempo. Asimismo, también pueden brotar nuevos botones de la misma raíz del cactus.

La mejor época para sembrar las semillas es entre mediados y finales de primavera y, para ello, necesitamos contar con las mejores condiciones posibles para que nuestra siembra no sea aniquilada.

somo sembrar peyote

Germinación del peyote:

Para conseguir unos buenos resultados, te exponemos los pasos a seguir para poder sembrar de la mejor manera posible.

Todo lo que necesitas lo encontrarás en el Pack que tenemos disponible en nuestra tienda online y que contiene:

– Caja de crecimiento

– Tierra para maceta (50%)

– Arena gruesa (20%)

– Grava (20%)

– Perlita (10%)

– 20 semillas

 

Paso 1: PREPARAR LA CAJA

  1. Caja de crecimiento

Perforar algunos agujeros en la base del recipiente. Esto es necesario ya que un exceso de riego puede provocar que las raíces se pudran.

Seguidamente, utiliza la mitad de la grava para cubrir el fondo del recipiente (el resto lo guardamos).

 

  1. Esterilizar la mezcla

Mezclar la grava que nos ha sobrado con la tierra para macetas, la arena y la perlita. Es importante esterilizarla antes de usarla, para no tener problemas con bacterias u hongos.

Para la esterilización, podemos utilizar el microondas durante 30 minutos o el horno a temperatura 80-100ºC durante una hora.

 

  1. Añadir agua a la mezcla

Cuando tengamos hecha la mezcla, podemos humedecerla. Una buena manera de saber si está lo suficientemente húmeda, es exprimirla en la mano (asegurándonos de tener las manos limpias antes de hacerlo). Si notamos que está bastante húmeda procedemos a llenar el recipiente con esta mezcla, si observamos que falta humedad, le añadiremos un poco de agua.

 

  1. Siembra

Presione las semillas muy suavemente en la arena usando un lápiz, y asegúrate de no presionarlas muy profundo, pues a pocos milímetros es suficiente. Seguidamente humedece la tierra ligeramente y cierra la caja.

La mayoría de las semillas germinarán en una o dos semanas, aunque no es raro que puedan germinar pasado este período.

 

Paso 2: CONDICIONES PARA LA GERMINACIÓN

  1. Temperatura

La mejor temperatura para sembrar es entre 20 y 30ºC, concretamente en torno a 23ºC.

 

  1. Humedad

Durante la germinación, lo mejor es mantener una humedad elevada, la tierra debe mantenerse humedad.

Para permitir que los cactus recién nacidos se adapten a su entorno, debemos perforar unos agujeritos en la tapa del recipiente, con el objetivo de ir disminuyendo la humedad de dentro de la caja.

Tras unas semanas, se puede quitar la tapa, pero manteniendo la tierra húmeda durante unos meses.

 

  1. Luz

Proporcionar suficiente luz es fundamental para que germinen las semillas y sel cactus crezca. Durante la germinación es importante no exponer el recipiente a la luz solar directa. Para ello, utilizaremos iluminación fluorescente o un tubo de luz fluorescente compacta durante 16-18 horas al día.

Después de 2-3 meses, cuando los cactus sean un poco más fuertes, podemos dejar que se acostumbres a la luz solar indirecta. A este tiempo ya podemos comenzar a tratar a nuestros peyotes como especies adultas y darles menos agua.

Debemos asegurarnos que la tierra se seque por completo antes de regar los cactus, para poder simular las condiciones de crecimiento secos. Cuando nuestros cactus alcancen el primer año de vida, podemos colocarlos a luz solar directa.

 

como sembrar peyote

Paso 3: CUIDAR A TUS PEYOTES

  1. Trasplante

Cuando los cactus tienen aproximadamente un año, se pueden trasplantar. Para ello, utilizaremos una pala pequeña, ¡tratando de no dañar las raíces!

Debemos tener en cuenta que una maceta más grande no siempre es mejor. Te recomendamos que utilices una maceta 3 o 4 veces el diámetro del cactus y 4 o 5 veces su altura.

 

  1. Agua y nutrientes

Los peyotes crecen más rápido en primavera. Durante este período necesitarán más cantidad de agua y de nutrientes, aunque es cierto que los cactus viven en condiciones secas y, por tanto, nunca debemos pasarnos con el agua.

El mejor momento para regarlos es en primavera y podemos seguir haciéndolo hasta el otoño.  Cuando hace calor, hay que regarlos con más frecuencia. En invierno no debemos regar mucho, sobre todo si lo tenemos al aire libre, ya que el frío y el agua pueden secarlo completamente.

 

Con esta sencilla y completa guía, ya podéis sembrar Peyote sin ningún problema y obtener unos fantásticos resultados.

No obstante, si te surge alguna duda, no dudes en consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudarte.

 

 

Por | 2017-04-06T12:35:31+00:00 junio 8th, 2016|BLOG|0 Comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies