A todos nos pierde el dulce. Bueno, a unos más que a otros. Si eres de los adictos a las gominolas, te hemos preparado la mejor receta que puedas pensar: chucherías de marihuana. Ya vimos en anteriores artículos cómo preparar brownies de cannabis. Ahora, os traemos una receta facilísima para tomar en cualquier momento del día.

Advertimos: puede ser un vicio 😉

Lo primero para elaborar las chucherías de marihuana son los ingredientes:

  • 1 pack de cubitos de gelatina (Se venden así)
  • 1 gramo de aceite de marihuana
  • 8 hojas de gelatina neutra (las encontrarás en cualquier super)
  • Media taza de agua fría
  • Moldes de silicona para repostería

Elaboración:

Paso 1: Preparar la base para las chucherías de marihuana. Cogeremos los cubitos de gelatina y los pondremos en un recipiente junto a la media taza de agua fría.

Paso 2: Lo mezclaremos ben. Para ello, podemos usar una batidora. Observarás que la masa poco a poco empieza a espesarse.

Paso 3: cuando la masa esté lo suficiente espesa, la pondremos a fuego medio y moveremos la mezcla de vez en cuando. Veremos cómo la mezcla vuelve a estar más líquida y seguiremos moviéndola hasta que desaparezcan los grumos de la gelatina.

Paso 4: A continuación, añadiremos el aceite de cannabis a la mezcla y removeremos lentamente.

Paso 5: Una vez lo tengamos todo bien mezclado, es el momento de verter la mezcla a los moldes.

Paso 6: meteremos los moldes al congelador durante media hora.

Paso 7: Cuando las chucherías de marihuana se hayan solidificado, las sacaremos y… ¡ya estarán listas para comer!

A tener en cuenta con las chucherías de marihuana

Es cierto que la dosis de marihuana puede aumentarse hasta los 2 gramos. No obstante, nuestra recomendación es que no te pases. La marihuana, a mayor dosis, puede tener reacciones no esperadas.

Lo ideal es usar una dosis media.

Además, puedes aromatizar las golosinas para que tengan gustos diferentes. Sin embargo, lo mejor es que uses aromatizantes naturales para no quitarle el sabor de cannabis.

Puedes usar los moldes que quieras para así darle formas diferentes. Eso sí, mejor usar moldes de silicona para poder quitar fácilmente la gelatina.