Usar un luxómetro. Herramienta imprescindible para aumentar tu cosecha.

Cuando cultivamos en interior, es importante conocer todos los aparatos que podemos utilizar durante el ciclo de desarrollo de nuestro cultivo. En este post os explicamos cómo usar un luxómetro y para qué lo utilizaremos.

En primer lugar, un luxómetro es un dispositivo que nos ayuda a saber la cantidad de lúmenes que desprende nuestra bombilla. Los lúmenes son las unidades de medida gastadas para saber y expresar la cantidad de luz que genera cualquier bombilla.

En otras palabras, los lúmenes miden el brillo de la lámpara.

Usar un luxómetro es fundamental para nuestro cultivo, ya que con él podremos aumentar nuestra cosecha. Dependiendo de la cantidad de lúmenes que reciba nuestra planta, tendremos más o menos hierba. Gracias a medir con el luxómetro, nuestra producción puede ser mucho mayor si así lo deseamos.

Dependiendo de la potencia de cada bombilla, tendremos más o menos lúmenes. Por ejemplo, si usamos una bombilla estándar de 60w, tendremos 800 lúmenes. Por su parte, una bombilla CFL (Lámpara fluorescente compacta) emite 800 lúmenes y 15 w de consumo.

Tener claro los lúmenes es importante para nuestro cultivo de interior. Por ello, saber usar un luxómetro nos ahorrará mucho tiempo, ya que sabremos en todo momento cuántos lúmenes vamos a necesitar.

Con el luxómetro, aparte de conocer la cantidad de lúmenes de cada bombilla, también sabremos en qué momento deberemos quitar nuestras bombillas y sustituirlas por otras nuevas.

Momento de instalar y usar un luxómetro

Cuando tengamos el luxómetro en nuestras manos, y tras instalarle las pilas necesarias (que ya vienen en la caja junto a un libro de instrucciones), le quitaremos la tapadera de la sonda.

Para poder medir la luz, es necesario quitar antes esta funda, sino no funcionará.

usar un luxometroA continuación, encenderemos el luxómetro. Colocaremos el botón en ON.

Como podrás observar en el luxómetro VDL, aparece un botón con tres opciones (2.000, 20.000 y 50.000)

Estas tres opciones corresponden al número de ceros de medida. Nosotros lo colocaremos a 50.000, ya que la cantidad de lúmenes que queremos medir estará entre 90.000 y 150.000.

Ya lo tenemos listo para usar. Para ello, acercaremos el luxómetro a nuestra planta, para saber qué cantidad de lúmenes recibe.

Ten en cuenta que cuando vayas a medir la luz, el número que nos aparecerá será de tres cifras. Esta cifra tendrás que multiplicarla por 100 para saber la cantidad de lúmenes exacta.

Por ejemplo, si el número que aparece en la pantalla del luxómetro es 810, los lúmenes que llegan a la planta serán 81.000 (810×100).

Evidentemente, cuanto más acerquemos el luxómetro a la bombilla, mayor será el número de lúmenes.

Lúmenes necesarios para mi cultivo de interior

Dependiendo de las medidas de nuestro cuarto de cultivo y de la fase de desarrollo de nuestras plantas, necesitaremos más o menos lúmenes.

Por ejemplo, en la fase de crecimiento, lo recomendable son unos 20.000 lúmenes por metro cuadrado y con un valor mínimo de 40.000 lúmenes.

En el ciclo de floración, 50.000 lúmenes por metro cuadrado es lo recomendado.

Por su parte, si estamos cultivando plantas madre, lo mejor es que se usen 15.000 lúmenes para su mantenimiento. Para los esquejes, con 5.000 lúmenes por metro cuadrado será suficiente.

En cualquier caso, si tienes alguna duda de cómo usar un luxómetro, te ayudaremos en todo lo posible.

¡Muy buenos humos!

 

Por |2017-04-06T12:35:28+00:00enero 2nd, 2017|BLOG|1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies