Cómo cultivar marihuana en interior: Todo lo que debes saber

Cómo cultivar marihuana en interior: todo lo que debes saber

¿Te estás iniciando en el mundillo y te gustaría saber cómo cultivar marihuana en el interior para, así, poder obtener cosechas increíbles todo el año?

Si quieres saber cómo cultivar marihuana en interior, es recomendable que cuentes con un espacio adecuado y los elementos necesarios para ello como, por ejemplo, un buen kit de iluminación.

¿Qué más necesitas para cultivar en interior? En esta guía de cultivo de marihuana interior te damos la respuesta a todas tus preguntas.

Primeros pasos para cultivar marihuana en interior

Antes de comenzar a explicar cómo cultivar marihuana en interior, te damos unas claves para que dejes todo para la puesta a punto:

Prepara el espacio de cultivo

El primer paso para saber cómo cultivar tus plantas es preparar un espacio para ello. No es necesario que sea un espacio enorme, puede ser una habitación entera, o solamente una parte de ella, un garaje, un sótano, un armario… ¡Hay múltiples posibilidades!

Si decides optar por utilizar un armario de cultivo interior de marihuana, te recomendamos el modelo Dark Box, ya que ocupa solo el trozo de la habitación seleccionado, siendo además una opción muy cómoda y discreta.

También puedes forrar la pared de la habitación con papel reflectante convirtiéndola en un armario gigante. Todo dependerá del número de plantas que quieras cultivar y el espacio que quieras dedicar.

Ten en cuenta que, a la hora de escoger un espacio para cultivar tus plantas, estas necesitarán más o menos iluminación y ventilación dependiendo del tamaño del mismo. Pese a que podrás trabajar con mayor facilidad, hay otros factores que también deben de tenerse en cuenta.

Para saber cómo cultivar marihuana en interior se ha de tener en cuenta, sobre todo, la iluminación, la ventilación, la temperatura y la humedad.

Por último, para asegurarte de que tus plantas reciben los nutrientes que necesitan deberás utilizar un buen medidor de PH y EC (electroconductividad).

Mantén el espacio de cultivo limpio

La limpieza es un aspecto fundamental cuando se trata de cultivar marihuana en el interior. Antes de comenzar, asegúrate de haber limpiado y desinfectado la superficie de cultivo y que este sea, además, accesible y fácil de limpiar.

Mantener una buena higiene es muy importante, ya que de esta forma evitamos futuras plagas que puedan dañar nuestra cosecha. Evita también los materiales porosos como, por ejemplo, suelos de madera o alfombras.

Temperatura y humedad

La temperatura y la humedad son dos factores que en el cultivo de marihuana en interior tienen que estar muy controlados.

Un ambiente muy caluroso, húmedo o frío puede provocar la aparición de insectos, plagas o enfermedades que dañen tus plantas. Escoger un ambiente seco y fresco, en el que puedas tener muy controlada la temperatura y la humedad.

La temperatura adecuada dependerá un poco de la fase del cultivo en el que estemos y de si es de día o de noche, pero es conveniente que este entre 22 y 26 grados.

Respecto a la humedad los valores óptimos estarían entre 45 y el 60%.

Te recomendamos que te hagas con un termohigrómetro, ya que este aparato te ayudará a mantener un mayor control sobre los niveles de humedad y temperatura.

grow-shop-cogolandia-comocultivarmarihuanaeninterior2-cannabis

La iluminación en tu cuarto de cultivo interior de marihuana

Otra de las claves para saber cómo cultivar marihuana en interior cuando se está aprendiendo, es la iluminación que reciba la planta.

Las plantas de cannabis son altamente sensibles a la luz e, incluso, durante su crecimiento van a necesitar periodos de oscuridad total. Por lo tanto, en caso de que haya una pequeña filtración, puede afectar a la calidad y cantidad de la cosecha, causando en algunas ocasiones hermafroditismo.

>  Trucos para sacarle el máximo partido a tu cachimba

Para comprobar si hay filtraciones de luz en la habitación, en el sótano, o en lugar que hayas escogido para cultivar, simplemente apaga la luz y comprueba que no entre la luz. En el caso de que hayas escogido un armario o un lugar en el que no puedas comprobar desde dentro, enciende una luz en el interior y revisa desde fuera para que no haya ninguna fuga de luz.

En el caso de que encuentres alguna, puedes tapar los huecos con cinta aislante, por ejemplo.

¿Qué tipo de lámparas se deben utilizar para el cultivo de marihuana en interior?

Las lámparas más utilizadas son las de vapor de sodio de alta presión y suelen ser de 400w o 600w.

El reflector de la lámpara te ayudará a redireccionar los lúmenes a la planta, aprovechando al máximo la luz disponible. Por su parte, el balastro estabiliza el flujo de corriente en las lámparas funcionando como transformador.

Con un temporizador podrás controlar horas de oscuridad y luz, además de encargarse de apagar y encender automáticamente la luz, según cómo la programes (recuerda que necesitas 18 horas de luz en etapa de crecimiento y en etapa de floracion).

Estos son los tipos de lámparas más populares en el mundo de los cultivadores:

  • Lámpara de sodio: tal y como hemos comentado anteriormente, las lámparas de sodio son las más utilizadas y conocidas por los cultivadores expertos hoy en día. Además, otro punto a favor de este tipo de sistemas es que son los más económicos. Se utilizan, sobre todo, para las etapas de crecimiento y floración, muy importante a la hora de saber cómo cultivar marihuana en interior.
  • Luces LED: en los últimos años las bombillas LED han sido adaptadas para ser utilizadas en la iluminación de los cultivos de interior. Aunque suelen ser un poco más caras que otros métodos de iluminación, estas bombillas suelen durar más, consumen menos y normalmente tienen un espectro que permiten que sean utilizadas en todas las etapas de crecimiento de la planta.
  • Halogenuro metálico o iluminación HID: se trata de iluminación de alta presión, lo que quiere decir que son lámparas de iluminación de alta descarga. Producen mucha luz, sobe todo, en la proyección de colores como la luz ultravioleta.
  • Luces LEC: se trata de una de las mayores innovaciones del mercado. La iluminación LEC esta elaborada a partir de componentes cerámicos que mejoran la calidad del cultivo, ya que es capaz de aportar rayos UVA e infrarrojos que otros sistemas no tienen capacidad de aportar. Además, sacan más producción con un consumo de luz reducido.
grow-shop-cogolandia-comocultivarmarihuanaeninterior3-cannabis

La ventilación y extracción en tu cuarto de cultivo interior de marihuana

La ventilación es fundamental en los cultivos interiores porque las plantas de marihuana precisan aire limpio. Para ello, necesitas ciertos elementos que ayuden a eliminar el aire caliente de la habitación de cultivo (extracción) y permitan la entrada de aire filtrado (ventilación).

El extractor es un aparato que se encarga de quitar el aire viciado de la habitación, muy importante a la hora de cultivar marihuana en interior. El tamaño dependerá del calor que se genere en la sala y el tamaño de esta.

Por su parte, el intractor es un instrumento con el que debes contar para que llegue aire fresco y limpio del exterior al interior.

Si conectas filtros de carbón al extractor, el aire expulsado estará libre de olores para una plantación más discreta. Un ventilador oscilante también ayudará a la ventilación de tu cultivo y ayuda a que los tallos de nuestras plantas se han más fuertes para luego soportar el peso de los cogollos. También te puedes ayudar de tutores de plástico.

>  Cómo preparar mantequilla de marihuana

Para su instalación, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Procura que el aire filtrado que entre a la habitación sea una brisa suave, de lo contrario puede causar estrés a las plantas y afectar a su salud.
  • No instales los equipos de ventilación sobre las plantas.
  • Comprueba que el flujo de aire se mueve por toda la estancia y que llega a todas las plantas.

Cómo cultivar marihuana en interior: paso a paso

A continuación, te detallamos cómo cultivar marihuana en interior paso a paso y que, así, tus cultivos crezcan sanos y fuertes.

1. Escoge el medio de cultivo de tus plantas de cannabis

Elegir el medio de cultivo adecuado es muy importante en el proceso, ya que es la base sobre la que van a crecer las plantas de cannabis, y el resultado final depende, en gran parte, de la calidad de este. Puede ser hydro, aéreo, lana de roca, pero sin duda el mas utilizado es el sustrato (tierra).

Las semillas de cannabis admiten cualquier medio de cultivo, por lo que encontrar el adecuado no es tarea difícil. En cualquier caso, siempre puedes preguntar a los profesionales que integran Cogolandia, estaremos encantados de atender todas tus dudas.

También es importante seleccionar el tipo de maceta o recipiente a la hora de plantar tus cultivos de marihuana en interior.

2. Germinación

Una vez hayas escogido el medio de cultivo y el tipo de recipiente, procederemos a germinar las semillas de marihuana.

El método más habitual para germinar semillas de marihuana es con servilletas o papel de cocina. Debes de seguir los siguientes pasos:

  • Coge 8 o 10 servilletas o papel de cocina, lo que tengas más a mano, y ponlas en un plato hondo o un túper y humedécelas.
  • Coloca las semillas sobre el “colchón” de servilletas y tápalas con otras 8 o 10 servilletas o papel de cocina que también estén húmedos. Procura que las semillas estén bien separadas unas de otras, para evitar que las raíces se enreden cuando crezcan y sea más fácil trasplantarlas.
  • Cubre el plato con otro plato o cierra el túper de forma que no entre luz y espera 24-48 horas. Una vez transcurrido el tiempo observarás que las semillas se abrirán y empiezan a formar raíces.
  • En el momento que muestren la raíz, se debe de trasplantar a la maceta.

Tenemos que mencionar que cada vez son más usados los denominados Jiffys, tacos de turba prensada ideales para siembra y esquejes que resultan muy cómodos para luego pasar la semilla a la maceta.

3. Trasplante de las semillas de marihuana

El siguiente paso para aprender cómo cultivar marihuana en interior es trasplantar las semillas que hayan germinado a una maceta de 1 a 3L, para que tengan espacio suficiente para que desarrollen las raíces en un periodo de tiempo aproximado de unas 3 semanas.

Durante ese espacio de tiempo debemos asegurarnos de que la planta recibe los nutrientes suficientes, además de aportar fertilizantes mediante el agua de riego.

Por cada mes de crecimiento se debe hacer un trasplante de una maceta a otra más grande, de forma progresiva. Una vez que haya finalizado la etapa de crecimiento toca trasplantar a una maceta de floración.

Este tipo de recipientes tienen el doble de tamaño que la última maceta utilizada en la fase de crecimiento, por ejemplo, si hemos acabado con una maceta de 10L, habría que pasar la planta a una de 20L.

Esto se debe a que las plantas de cannabis necesitan mucho espacio para que sus raíces experimenten el último tirón de raíces para que, así, sus ramas se estiren y absorban la mayor cantidad de luz que puedan.

>  Tipos de bong: ¿cuál es el tuyo?

En esta fase de floración también debemos de tener en cuenta el fotoperiodo, normalmente 12 horas de luz y 12 horas de apagado.

Date cuenta de que durante esta fase nuestras plantas comienzan a florecer, así que es el momento de aportar un buen estimulador de floración para favorecer a la futura producción.

4. Pre-floración y floración

En la fase de pre-floración las plantas dan un estirón, en ese momento los entrenudos se abren para que las hojas y las ramas perciban más luz y, además, la base de la planta nos permitirá conocer si la planta es macho o hembra.

Si observas una especie de bolitas, esto nos indica que es macho, y si aparece un cáliz de flor con dos pelitos, significa que es hembra. Si nos encontráramos con algún macho en nuestro cultivo Para evitar que se contagien las otras plantas. debemos cortar de inmediato todos los machos y sacarlos fuera de la habitación. Lo más recomendable para que no tengamos estos problemas es comprar semillas feminizadas, de esta forma siempre estará garantizado que sean semillas hembra y que nos hagan cogollos.

Cuando la planta empiece a formar una especia de cúmulos con pelitos blancos con largas colas en las ramas y puntas, es que ha entrado en fase de floración. Comenzarán a crecer flores por toda la planta, que debemos fomentar con estimuladores y abonos de floración.

Una vez que acaben de florecer las plantas pasaremos a utilizar fertilizantes de floración junto a un aporte de azúcares, de esta forma, aumentaremos la densidad, dureza y resina a los cogollos.

Los cogollos de las plantas comenzarán a engordar para poder ser polinizadas, en este momento es importante hacer uso de abonos de engorde que contengan fósforo y potasio.

5. Lavado de raíces, cortar y secar

Estos son los últimos pasos para que tus cogollos estén listos, con esto sabrás cómo cultivar plantas de marihuana en interior y ser todo un experto.

En el momento en el que observes que los cogollos empieza a tener los pelitos morrones es hora de vigilar los tricomas. Es conveniente disponer de una lupa para poder observar los tricomas o cristales. Cuando estos tengan un color ambar quiere decir que tus cogollos están listos para cortar.

Es el momento de proceder al lavado de raíces. Deberemos regar solo con agua durante 6 o 7 dias. De esta forma eliminaremos los fertilizantes, que pueden al sabor de la cosecha.

Después de esto esperemos unos días hasta que el sustrato este seco y ya podemos empezar a cortar nuestra planta

Una vez cortados y podados todos los cogollos los pondremos a secar durante mas o menos unos 10 días. Es preferible que estén en un lugar oscuro y seco. Para que les de bien el aire por todos los sitios nos podemos ayudar de una malla de secado, la cual ocupa poco espacio y cabe gran cantidad de hierba.

grow-shop-cogolandia-comocultivarmarihuanaeninterior4-cannabis

Kit de cultivo interior completo

Si quieres contar con un buen cuarto de cultivo interior, te recomendamos el kit completo de interior que te ofrecemos, donde tienes todo lo necesario para montar tu propio cuarto de cultivo.

Además, en nuestro grow shop puedes encontrar todo tipo de artículos tanto para tus cultivos en interior como en exterior: semillas de marihuana, cultivo, fertilizantes, kits y mucho más.

Echa un vistazo a nuestro blog, en el encontrarás muchos artículos interesantes acerca del cannabis, sus beneficios, cultivo, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.