¿Cómo detectar una marihuana de calidad?

Si somos nosotros los que cultivamos marihuana, viviremos su desarrollo en primera persona y sabremos de qué se ha alimentado, de dónde procede, si ha sufrido alguna enfermedad o si el secado de sus cogollos se ha realizado correctamente. Además, si lo hacemos correctamente, obtendremos una marihuana de calidad.

Sin embargo, muchas veces, esta situación no se cumple. Cuando uno no puede cultivar por falta de tiempo, de experiencia o de ganas, lo más normal es que consiga marihuana de terceras personas.

Por ello, cuando tengas en las manos cogollos de otra persona, sería interesante que antes de fumártelos, realizases una serie de comprobaciones para saber si estás frente a marihuana de calidad.

Existen varios métodos que te ayudarán a determinar si los cogollos de marihuana que tienes son de buena calidad o, por el contrario, son muy malos. Es importante realizar este ejercicio no para demostrar que eres un experto en la marihuana, sino para no fumarte basura.

Para ello, sigue estas sencillas pautas y sabrás, al momento, lo que estas a punto de fumarte.

El olor de la buena marihuana

¿Cómo saber a qué huele una buena marihuana? Antes de nada, debes saber que el cannabis cuenta con un gran abanico de aromas. Una marihuana de calidad deberá oler a fruta, a madera o debe tener toques dulzones.

Si huele a humedad, a hierba seca o, simplemente, no huele a nada, posiblemente será una marihuana muy mala, de muy poca calidad. Las cosechas prematuras adquieren este olor.

Si la cosecha se ha cortado antes de tiempo, los cogollos no serán tan potentes como los que han estado el  tiempo adecuado.

El aspecto de los cogollos de buena calidad

marihuana de calidad Para saber si un cogollo tiene o no calidad, debes observar su forma. Si conservan su forma original, significa que han sido tratados de manera correcta y no ha perdido resina.

El buen cogollo tiene que pesar (esto significará que tiene mucha resina compactada dentro) y debe ser pegajoso si lo apretamos con los dedos.

El aspecto de la flor de la marihuana

Si te ofrecen una bolsita de marihuana repleta de pequeños cogollos y ramitas, no te fíes. Los cogollos deben ser bastante grandes, sin muchas hojas ni tallos.

Debes tener en cuenta su brillo, ya que de él depende la resina que tiene o no la marihuana. Estas glándulas resinosas son como cristales pequeños que destellarán si los ponemos bajo la luz.

El color de la marihuana es muy importante. Si la marihuana que tienes cuenta con tonos verdes, rojos, naranjas o violetas, seguro que es marihuana de calidad. Si domina el color marrón, no es buena señal.

El efecto de la marihuana de calidad

Esta es la prueba de fuego para saber si una marihuana es o no buena. Al fumarla, el efecto no solo debe ser agradable, sino también que despierte tu creatividad. Todo lo demás, será motivo de mala hierba.

Es cierto que puedes encontrar hierba de buen olor, sabor y aspecto, pero si su efecto es malo, la marihuana será de mala calidad.

En definitiva, siguiendo esta pequeña guía de pasos, no habrá marihuana que se te resiste.

 

Nos vemos en el siguiente post.

¡Buenos humos!

Por | 2017-04-06T12:35:28+00:00 abril 3rd, 2017|BLOG|3 Comentarios

3 Comentarios

  1. […] Leer más […]

  2. Martin 9 abril, 2017 at 05:27 - Reply

    Estoy de acuerdo que tras todas las consideraciones iniciales, la prueba “que vale” es fumarla. En alguna ocasión, el aspecto o su olor pueden engañar. Buen articulo

    • Josep Arnau Suarez 19 abril, 2017 at 10:28 - Reply

      Esa prueba nunca falla 😉
      Muchas gracias por tu aportación.
      ¡Buenos humos!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies