Debido a la época en la que nos adentramos, ideal para la siembra de marihuana, hemos considerado oportuno añadir un post a nuestro blog donde explicar todo lo relacionado al tema. También podéis pasaros por nuestra sección online de semillas y podrás encontrar infinidad de bancos de semillas de alta calidad, así como nuestra sección de semillas a granel con un precio y calidad inmejorables.

Los meses de abril y mayo son los ideales para plantar marihuana en exterior. La diferencia entre hacerlo en uno u otro mes es el tamaño que llegará a alcanzar tu planta. Naturalmente depende de la variedad que estás plantando y si lo haces en maceta o en tierra la planta de cannabis alcanzará una altura u otra, pero si mantenemos constantes estos parámetros, el mes de plantación determinará también su envergadura. Cuanto más avancemos en el verano menos crecerá tu planta, esto en algunas ocasiones puede ser interesante si lo que deseas es que sea discreta tu planta. Además,  siempre crecerá menos un esqueje que una planta generada desde semilla. Tema a parte son las variedades autoflorecientes. Estas puedes plantarlas en exterior desde marzo hasta julio. Ten en cuenta que te crecerán y producirán más o menos cogollos en función de las horas de luz solar y de su intensidad.

Introducción a la siembra del cannabis

Por tanto, primero tienes que buscar un buen lugar, invisible a otras personas y donde la luz solar puede alcanzar las plantas todo el tiempo.  El paso siguiente es elegir la cepa, germinar las semillas de cannabis en casa y crecer las plántulas a plantas pequeñas hasta que estén listas para salir al exterior. Asegúrate de que la tierra tiene las condiciones óptimas para tus plantas.

Una de las mejores formas de germinar las semillas, es humedeciendo un algodón y depositar las semillas en su interior. De esta forma a los pocos días la semilla habrá germinado y podremos introducirla en tiestos pequeños y dejarlas crecer hasta que sea una planta pequeña. Aunque existen más formas para germinar nuestras semillas esta es una de las más eficientes.

Uno de los factores muy importantes para el cultivo del cannabis es la preparación del lugar de cultivo. El Cannabis requiere una tierra esponjosa sin contaminantes. Eso significa que tienes que soltar la tierra, especialmente cuando estás cultivando en tierra de exterior. La tierra aquí puede estar bastante apelmazada y no es lo que le gusta al Cannabis.  En el cultivo de exterior lo mejor es realizar una mezcla de tierra fresca para flores y preparar una buena capa gruesa de tierra para tus plantas de Cannabis. Una vez hemos preparado el lugar de cultivo, las plantas de cannabis las extraemos de sus tiestos para colocarlas en la tierra. Se aconseja preparar una solución de aceite de neem para rociar las plantas y así obtener una protección previa contra la mayoría de plagas.

También es muy importante fertilizar tus plantas de forma apropiada tanto para crecimiento como para floración. Siempre asegúrate de que utilizas el fertilizante adecuado durante el periodo de crecimiento y el adecuado durante el periodo de floración.

Es muy importante llevar a cabo un riego óptimo, por lo que debemos permanecer alerta y si la tierra parece seca tendremos que regar nuestras plantas de cannabis. Tenemos que tener en cuenta que alrededor de las 2 semanas antes de la cosecha debemos parar la fertilización. De lo contrario los residuos de fertilizante pueden arruinar el sabor de tu marihuana. Rocía con agua todas tus plantas a diario, para asegurar un buen final de crecimiento y para librarte de los restos de fertilizante. También deberías de dejar de rociar con aceite de neem alrededor de las 3 o 4 semanas antes de la cosecha, no es que sea realmente peligroso para la salud, pero también adulterará el sabor de tu marihuana en forma muy negativa. Comprueba todo el tiempo que la tierra esté mojada, eso es muy importante durante el periodo de floración, ya que una provisión baja de agua puede ralentizar la producción de los cogollos y de la resina. Deja de regar tus plantas de cannabis completamente 2 o 3 días antes de la cosecha, eso acelera el secado y no afectará a la calidad.

Os recordamos que si deseais realizar cualquier consulta, podéis poneros en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderte. También podéis aprovechar la gran variedad del catálogo de productos cogolandia asi como de nuestras ofertas.