Cuatro momentos en los no deberías fumarte un porro

Hay ciertas situaciones en las que un porro de marihuana sienta la mar de bien, pero también hay otras en las que es mejor dejarlo para luego y estar lo más despejado posible.

Normalmente, nosotros mismos sabemos cuáles son los mejores momentos para disfrutar de un buen canuto y cuándo puede convertirse en un error. Por ejemplo, si vas a hacerte una sesión de fotos, lo más normal es que no vayas colocado para no parecer un zombi en las fotografías.

Pero si te vas de festival, lo ideal es que te fumes uno antes de salir para ir cogiendo el ambiente.

Hace algún tiempo, el blog de La Mota realizó una lista con las situaciones en las que sería mejor ir lúcido. Nosotros las hemos querido rescatar y escoger nuestras favoritas.

  1. La primera vez que quedas con el chico/la chica que te gusta

    porro

Si optas por fumarte un porro antes de la primera cita, pueden pasar dos cosas: o que le resultes muy gracioso y dicharachero a la chica (o al chico) con el que has quedado, o que estés muy colgado por la fumada y no puedas ni mantener una conversación.

Nuestra recomendación es que no fumes la primera vez. El porro mejor para la segunda quedada.

  1. Cuando vas al súper

    porro

Uno de los errores más comunes que cometemos los fumadores. es ir al supermercado con una fumada espectacular. NO. ¿Por qué? Pues porque te gastarás toda tu nómina en cosas que ni siquiera necesitas. Y todo por el hambre que te ha causado la marihuana.

Mejor fumártelo cuando salgas 😉

  1. Cuando conoces a tus suegros

    porro

Imagina que con la chica que has quedado, la cosa va adelante y llega el momento de ir a casa de sus padres. Para ello has pensado  fumarte un buen cacho de hierba para aliviar tensiones y estar más relajado. Error.

De hecho, mejor todo lo contrario. Tus futuros suegros quieren proteger a su pequeña y es posible que empiecen con el típico interrogatorio. ¡Debes mantenerte alerta y atento y saber qué responder!

Si la pifias, lo mejor es que busques otra novia.

  1. En la cena de Navidad

    porro

La típica cena en la que toda tu familia se reúne para cenar en Navidad. Tú ya te has independizado y vuelves en contadas ocasiones a casa de tus padres.

Eres el centro de atención de toda tu familia, que quiere saber cómo te va en la vida. Lo mejor es que no llegues con los ojos rojos de fumar porque puede desencadenar en alguna discusión familiar. Y, créeme, no es buen momento para discutir.

 

En definitiva, si lo que quieres es salir airoso en estas situaciones, lo mejor es que te dejes el porro para después.

Y tú, ¿en qué más momentos piensas que lo mejor es no fumarse un canuto?

Por |2017-05-10T15:57:55+00:00mayo 4th, 2017|BLOG|0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies