Las recetas elaboradas con cannabis son unas de las opciones más buscadas por consumidores de hierba que buscan experimentar nuevas sensaciones. En anteriores post os hablábamos de cómo hacer helado de marihuana, brownie de marihuana o, incluso, gominolas de cannabis. En este artículo os enseñamos a preparar alcohol de marihuana.

El alcohol de marihuana es un preparado casero que se usa mucho en la cocina cannábica. Es una sustancia esencial muy utilizada igual que el aceite o la mantequilla.

El THC de la marihuana se diluye perfectamente en el alcohol para realizar extracciones de cannabis. Para poder preparar alcohol de marihuana, lo primero a tener en cuenta, es la elección de los licores. Estos licores deben poseen un grado alto de alcohol. El whisky es perfecto, pero si no lo toleramos, también podemos usar ron o ginebra. En ambos, el resultado será muy efectivo.

Ingredientes necesarios para preparar alcohol de marihuana

  • Un litro de alcohol (whisky, ron o ginebra)
  • Cien gramos de hojas de marihuana. Es importante que sean resinosas. Cogeremos las más cercanas al cogollo.
  • Una botella vacía
  • Un cazo
  • Un colador

Preparar el alcohol de marihuana

Paso 1:

El primer paso es verter el litro de alcohol en el cazo. Acto seguido, pondremos las hojas de hierba que tenemos y lo moveremos bien para que se mezcle.

Es importante que las hojas queden bien impregnadas del alcohol. Cuando esté todo bien movido, lo dejaremos tapado durante unos días. Recomendamos dejarlo durante tres días para que se macere bien.

Paso 2:

Pasados los tres días, colaremos el líquido y lo verteremos en la botella que tenemos vacía.

Con ello, tendremos listo el licor de marihuana.

Ahora solo queda disfrutar de nuestro alcohol de marihuana. Existen miles de opciones para disfrutarlo. Bien sea en compañía de unos amigos, o para tomar una copa después de un largo día de curro.

Eso ya lo dejamos a tu elección 😉

Como comentamos en anteriores post, hay que ser cuidadosos con las dosis de marihuana. Es muy importante no pasarse con este alcohol; con una copa tendrás suficiente. Tomar más copas no aumentará el efecto psicoactivo del THC, todo lo contrario. Si te pasas, notarás cierto malestar y no es lo que queremos conseguir.

 

Por todo lo demás, solo nos queda desearte que disfrutes de tu licor y que te hagas una copa a nuestra salud.

¡Buenos humos!